RED DE MASCULINIDAD DE NICARAGUA  SIGUENOS  face  twitter
 redmas menengage

La persona es el eje central del desarrollo humano, por tal razón el modelo de desarrollo debe estar dirigido hacia el bienestar personal, cuyas necesidades básicas son el afecto, la pertenencia, la protección y la familia debe ser el primer ámbito donde se construye.

En nuestra realidad ese bienestar personal se ve dañado por el abandono y maltrato paterno que tiene lugar en las diferentes edades; es herencia en gran parte de la cultura machista y se expresa en frases como: “a mi padre, no lo conocí ni me interesa conocerlo”, “de ese hombre solo malos recuerdos tengo”, “mi madre ha sido madre y padre”, “nos abandonó por otra mujer y nunca lo volvimos a ver”, “nos dejó por el licor”, nunca se acordó de nosotros”, “de mi padre solo malos recuerdos tengo por los golpes que me dio”.

En mi experiencia de trabajo con personas adultas, niñas, niños y adolescentes me ha tocado acompañar y escuchar el dolor cargado de resentimiento que este abandono ha traído a muchas vidas, e independiente de la edad lo cargan como un duelo, difícil de superar, generando emociones que permanecen en el cuerpo y por lo tanto en las enfermedades que ese cuerpo tiene.

Con el ánimo de aportar al cambio de esta realidad la Red de Masculinidad por la igualdad de género (REDMAS) arribó recientemente a su séptimo aniversario realizando una labor educativa en beneficio de la equidad e igualdad de género, como una condición indispensable para el desarrollo humano.

En tal sentido a inicios de este mes la REDMAS celebra su aniversario, con el lanzamiento de una nueva campaña “VOS SOS MI PAPA”, promoviendo paternidades comprometidas y afectivas” dirigida a padres jóvenes con el fin de reflexionar sobre el ejercicio de paternidad de los hombres más allá de su rol de proveedor, considerado éste como su principal responsabilidad, además de ser la figura de autoridad en el hogar, asumiendo muchas veces actitudes y comportamientos que lesionan los derechos de los hijos e hijas y de la mujer.

Estos roles han sido impuestos por la masculinidad tradicional machista, a través de la cual el hombre es educado para que ocupe siempre una posición superior de poder, demuestre dureza, sea violento y no asuma responsabilidades en la crianza “por ser cosa de mujeres”. Esta expresión de superioridad si bien es cierto les coloca en una posición privilegiada también les afecta dado que esta educación no les permite la expresión de sentimientos, emociones reprimiéndoles esta vivencia.

Es por esta razón que la Red está promoviendo paternidades más afectivas y comprometidas con los hijos e hijas, que implica que los hombres sean capaces de reflexionar sobre el abuso de poder que ejercen, que se involucren en el rol de ser padre desde el embarazo y el parto, que sean capaces de participar en el cuido y crianza de sus hijos e hijas, de abrazarles, besarles, decirles “te quiero”, jugar, dedicarles tiempo de forma especial, conversar, ayudarles en sus deberes escolares, que no maltraten, que respeten a las mujeres y compartan las responsabilidades de la crianza independientemente vivan o no con ella.

Esta labor merece un reconocimiento especial en tanto no se puede hablar de desarrollo humano sino hablamos y trabajamos por la equidad e igualdad en las familias. Esta es un buen momento para el lanzamiento de esta campaña ya que estamos a las puertas de la navidad, época que llama a la reflexión, a compartir, a mejorar nuestras acciones hacia una cultura de paz y amor porque es en la relación hombre/mujer y padres/madre – hijas/os donde se plasman las consecuencias de una estructura desigual predominante e injusta. Mi saludo y respeto a todos los hombres y mujeres que luchan por esta causa.

* Socióloga, REDMAS.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.