RED DE MASCULINIDAD DE NICARAGUA  SIGUENOS  face  twitter
 redmas menengage

Este artículo presenta, de forma resumida, los resultados de una encuesta sobre la participación de los hombres en el trabajo doméstico, en la vida familiar y el cuidado de la los niños pequeños. Los procedimientos adoptados en este estudio incluyen medidas naturaleza cualitativa y cuantitativa. Los primeros destacados entrevistas exploratorias, las discusiones con los grupos hombres de los ingresos familiares de menos de cinco salarios mínimos, a los padres de niños menores de 14 años años, a través de la metodología de grupos focales. En los datos cuantitativos se utilizaron lado en la participación de los hombres en "la casa" y el tiempo dedicado en tales actividades, obtenidos a partir de datos de la Muestra Nacional de Hogares (PNAD / IBGE) de 2006.

Descargar PDF

Malos tiempos aquellos en los que hay que explicar lo evidente y exigir lo que es de justicia, aquellos en los que sabemos lo que tenemos que hacer pero no nos da la gana esforzarnos por conseguirlo, aquellos en los que los hombres no parecemos dispuestos a demostrar el valor de asumir que nos da miedo y por eso no denunciamos (predicando con el ejemplo), lo que de explotación de la mujer por el hombre tiene el reparto desigual de las responsabilidades familiares. Quizás el mayor error haya sido esperar mucho del cambio de mentalidad y de la buena voluntad de los hombres en lugar de exigirlo en el campo del derecho.

Descargar PDF

Las mujeres, en este comienzo de siglo, están cada vez más firmemente y en todos los ámbitos luchando por disminuir la desigualdad que sufren en relación a los varones en todo el tejido social. El cuestionamiento de la hegemonía del poder masculino y el fortalecimiento de sus derechos como personas/ciudadanas son parte de esta lucha, que desafía los modelos tradicionales de relación entre mujeres y varones.

Descargar PDF

Cuando trabajamos sobre los nuevos modelos de masculinidad y feminidad con nuestro alumnado, no deja de sorprendernos aún el profundo arraigo de los más tradicionales, discriminatorios e irreflexivos lugares comunes referidos a las relaciones entre hombres y mujeres. Idéntico panorama nos encontramos cuando actuamos con grupos de hombres, incluso en aquellos varones que han dado un paso adelante hacia un cambio de actitudes en la relación con su pareja y que incluso se replantean su propia identidad personal.

Descargar PDF